¿Notas cómo te va cambiando la cara con el paso de los años y no te resignas a dejar de sentirte guapa o atractiva?

 

Hola, soy Cristina y te entiendo.

 A mis 56 años, yo tampoco. 

 

A los 10 años no tenemos la misma cara que a los 20. Y a los 20 no tenemos la misma cara que a los 40. Que las facciones cambien a lo largo de la vida es normal y natural. El problema está cuando llegas a una edad en que los cambios se aceleran y empiezas a no reconocerte. Entonces deja de hacerte gracia y buscas soluciones.

Mi Solución

 

Para mí la solución ha sido la gimnasia facial. Gracias a ella he visto como mi cara ha ido madurando con los años sin arrugarse demasiado, sin quedarse blanda o flácida, y sin perder mucho volumen. Pero lo mejor de todo es que ya no me importa hacerme mayor.

Llevo 20 años dedicada a enseñar gimnasia facial porque me entusiasma.

A través de mis clases, mi libro, mis programas online y mi canal de YouTube, he ayudado a miles de personas de todo el mundo a verse y sentirse mejor.

¿Quieres probarlo tú también?

Déjame que te cuente la historia de Concha para que te hagas una idea de lo que puedo hacer por ti.

Concha

 
Si quieres saber qué se puede conseguir con la gimnasia facial solo tienes que mirar a Concha. A sus 57 años decidió aprender ejercicios faciales y acabó siendo mi mejor alumna.

 

Sus motivaciones para empezar fueron dos: reducir los dolores musculares en la mandíbula y verse lo mejor posible a su edad.

 

Al ser una persona acostumbrada a hacer ejercicio físico en casa todas las mañanas, comprendió al instante que si ejercitaba los músculos de la cara como lo hacía con los del resto del cuerpo acabaría pasando algo... ¡Y vaya si pasó!
 
  • A los dos meses de estar haciendo los ejercicios ya se le notaba la cara más abierta, lisa y estirada. Eso la alegró y la motivó para continuar.
  • Constante como es, siguió y siguió, y durante los siguientes meses notó claramente cómo le iban cambiando los gestos y las expresiones. Concha tiene de forma natural las comisuras de los labios hacia abajo y por eso se le marcaban bastante las "líneas de marioneta". Para conseguir suavizarlas ha tenido que hacer los ejercicios adecuados y también cambiar su forma de gesticular. Algo que le resultó mucho más fácil al empezar a sentir la cara y ser consciente de sus expresiones. Ahora siempre dice que ya no puede dejar de sonreír (y tirar de las comisuras de los labios hacia arriba).
  • Como puedes ver en las fotos, a los 9 meses había ganado tanto volumen en los pómulos y en los laterales de la cara que realmente parece otra persona. Es asombroso cómo le ha cambiado la forma del óvalo facial sin haber engordado ni un solo kilo.
 
Te he destacado lo que más se aprecia en las fotos, pero te aseguro que en persona el cambio es todavía mayor. Ella me cuenta jovial que casi todos los que la conocen le comentan lo bien que está y le preguntan qué se ha hecho ¡Y no me extraña!
  
Sé lo que estás pensando: no todo el mundo es tan constante como Concha. Y tienes razón, pero te garantizo que a poco que hagas la mitad de lo que ha hecho ella, en menos de lo que piensas notarás la diferencia. 
 
 

Si estás lista para celebrar tu edad cuidándote de una manera diferente, yo te enseño GRATIS.

 

Apúntate a mi Curso FacialUP! y empieza hoy mismo.

 
Estoy lista ¡Me apunto!

Algunos detalles sobre mí

 

  • Aprendí gimnasia facial cuando era joven de dos auténticas pioneras en esta disciplina: Carole Maggio en los Estados Unidos y Eva Fraser en Inglaterra. Con los años, y mucha práctica, he acabado creando mi propio método que comparto con miles de personas por todo el mundo.
  • Además de experta en ejercicios faciales, soy psicóloga y terapeuta. Tal vez por eso para mí la gimnasia facial es más una cuestión de bienestar que de belleza.
  • Me considero una persona de mundo. Española de nacimiento, he desarrollado parte de mi carrera profesional entre Estados Unidos y Canadá. También he vivido largas temporadas en países como Inglaterra, Francia, Italia y Austria (pero no hablo alemán).
  • Practico el Reiki, el QiGong, la meditación, el ayuno intermitente, la EFT... 
  • Mi primera licenciatura universitaria fue en Historia Moderna y Contemporánea ¡Las vueltas que da la vida!.
  • Una de mis series favoritas es Outlander. Lo confieso me vuelve loca James Fraser, sobre todo cuando se pone la falda escocesa.
  • Me encantan los niños y los animales, aunque no tengo ni hijos ni perro.
  • En estos momentos vivo en Madrid, pero siempre que puedo me voy al campo y me pierdo en la Naturaleza.
 
 

Si quieres aprender gimnasia facial conmigo,

empieza por apuntarte GRATIS a mi Curso FacialUP!

Me apunto

Landher Iturbe

Actor

“Cristina, me encantó todo lo que me enseñaste. Lo practico a diario y me ha aliviado muchísimo toda esa tensión que notaba en la musculatura facial. Ya te he recomendado a varios amigos, salí encantado de la consulta. Te agradezco muchísimo tu atención y tu actitud tan comprometida. Te mando un fuerte abrazo. Muchas gracias por todo.”

Natalia Giner

Fashion Producer

“Conocí a Cristina hace varios años. Primero la seguí con su programa online y luego personalmente tuve dos sesiones con ella de gimnasia facial. Me encantó desde el primer momento su trato personalizado y el cariño con el que te enseña. Los ejercicios son fantásticos y te los explica muy bien para que luego los puedas poner en práctica diariamente… ¡Y realmente los resultados se notan! Yo no dejo de practicarlos y de recomendarla.”

Sena Cifuentes

Ilustradora y Pintora

“Hace un par de años una muy buena amiga me habló de Cristina y su método de gimnasia facial. Yo salía de un momento difícil de vida y estaba tratando de buscar maneras de mejorar en todos los campos. Al cabo de muy poco tiempo los cambios se hicieron más que visibles y todos me preguntaban qué me había hecho que tenía tan buena cara. Mayor firmeza y expresión más relajada son las dos cosas que más destacaría, pero podría seguir y seguir…”

 

Gemma María

Terapeuta

“Descubrí a Cristina por su libro de Aeróbic Facial, quedé tan fascinada que no dudé en tomar clases con ella. A los 10 días ya empecé a notar bastantes cambios y a los 21 ¡BINGO! mi cara era otra, la expresión, la luz, la tonicidad de la piel y mi boca eran preciosas. Así es que estoy totalmente enganchada y no dejo de seguir todos los consejos de Cristina. Se ha convertido en mi personal-face-trainer.”

 

 

Yo también quiero aprender gimnasia facial

Lo último de mi Blog

3 dudas frecuentes sobre ejercicios para la cara

Te interesa la gimnasia facial pero antes de empezar tienes dudas y quieres saber más: ¿sirve a cualquier edad? ¿cuánto se tarda en ver resultados? ¿cuáles son los mejores ejercicios?

Leer más

¿La gimnasia facial produce arrugas? 

Déjame que te cuente cómo evitar que los ejercicios faciales puedan marcarte arrugas. Así podrás hacerlos de una manera segura y disfrutar haciendo gimnasia facial siempre que quieras. 

Leer más
See all